miércoles, 23 de diciembre de 2009

sábado, 12 de diciembre de 2009

Jaén no es sólo su Catedral. Como cualquier otra ciudad de éste nuestro País, en ella se encuentran numerosos palacios, iglesias, monumentos evocadores de hijos ilustres, conventos de distintas órdenes religiosas, restos de la muralla protectora, el Alcázar, baños árabes; y todo ello, a pesar del expolio que durante tantos años ha sufrido la ciudad debido a la desidia de quienes tuvieron en sus manos preservar tan rico patrimonio.
--------------------------------------------------------------------------------------------
Yayyan, Iahen, Jahen..., Jaén. Ciudad de al-Andalus cuya arabización se inicia en la primera mitad del siglo VIII con el paso por sus tierras de las tribus bereberes de Tariq, para acabar por capitulaión en 1246, en manos de Fernando III.
Esta imagen (referiéndose al Santo Rostro) era la que hasta este momento lo acompañaba en sus expediciones guerreras contra los infieles. Pintura de Víctor Ezquerro

Palacio de la Diputación. La más significativa obra de la arquitectura civil de Jaén, ocupa el lugar donde residiera Fernando III el Santo. José Moreno Porrúa fue el arquitecto a quien le fue aprobado el proyecto, premiado en la exposición universal de 1878 y debido a lo cual se le galardonó con la encomienda de la Orden de Isabel la Católica.

Iglesia de San Ildefonso. Situada en el originario arrabal, la constituye un gótico tardio con mezclas renacentistas, manieristas, barrocas y neoclásicas, que data del siglo XIV, aunque los datos com parroquia se remontan al año 1248. Su portada principal de estilo platereco del siglo XVI, ordenada su construcción por el cardenal Pacheco, recuerda una fortaleza con las torres de defensa.
Ermita de San Félix Cantalicio. Sita en el arrabal, en el popular Recinto; adosada a la antigua fuente de Don Diego que linda con la calle Adarves. Fue construida por d. Luis Garrido en 1718 con el fin de ser asilo de sacerdotes e incapacitados.
Iglesia de San Bartolomé. Edificación del siglo XIV aunque su fachada, atribuida a Eufrasio López de Rojas, es del último tercio del XVII. Posee un majestuoso retablo del siglo XVI del entallador Sebastián Solís, así como una pila bautismal en cerámica vidriada de estilo gótico mudéjar, siglo XV.
Palacio Covaleda. Detrás de la cabecera de la catedral se encuentra este magnífico palacio del siglo XVII perteneciente a la familia Covaleda Nicuesa.

Convento de las Bernardas. De la Concepción Franciscana fue construido en 1616 a iniciativa del obispo Melchor de Soria Vera. Adosado al convento se encuentra la Puerta del Ángel, única puerta del recinto amurallado que ha llegado intacta hasta nuestros días

Miguel Lucas de Iranzo, codestable de Castilla en Jaén. Recreación ficticia del lujoso palacio mudejar que construyo en la calle Maestra en 1462 y del que apenas queda una pequeña techumbre de madera magnificamente tallada con artesonados mudéjares.
Palacio del capitán Ulloa. Palacio que data del siglo XVI, del caballero Veinticuatro de la ciudad capitán Quesada Ulloa. En la actualidad es sede de la Gerencia de Urbanismo.
Arco de San Lorenzo. Cuenta la tradición que en él fue enterrado el rey Fernando IV el Emplazado, fallecido en Jaén el 7 de septiembre de 1312, y que fue bautizado Maximiliano de Austria, primo del emperador Carlos I de España y V de Alemania. En 1620 fue la capilla del primer Seminario Conciliar de Jaén, fundado en 1620.
Fuente de los caños. Este gran pilar y abrevadero se deduce por las inscripociones que data de 1569 y que fue construido por Francisco del Castillo. En 1648 fue renovado por Gregorio Murcia.
Ábside de la medieval iglesia de San Juan-parroquia de san Pedro.
Archivo Histórico Provincial. Convento dominico construido a finales del siglo XVI con la finalidad de ser lugar de enseñanza de teología y arte, logrando durante más de un siglo el reconocimiento de universidad. Esta soberbia joya arquitectónica quedó en manos de la Diputación a raiz de la desamortización de Mendizabal, pasando a ser hospital de hombres en 1847. Después de años de abandono fue profundamente restaurado por el arquitecto Luis Berges y en la actualidad es la sede del Archivo Histórico Provincial

Palacio de Villardonpardo. En el corazón del barrio de La Magdalena está situado el palacio renacentista que construyera a finales del siglo XVI don Fernando de Torres y Portugal, conde de Villardompardo y virrey del Perú. Se fabricó sobre el mítico palacio del reyezuelo de Jaén, Alí, a comienzos del siglo XI. En sus cimientos se encuentran unos magníficos baños árabes, que aunque su localización data de 1913 por don Enrique Romero de Torres, ha sido en 1980 (después de diversas interrupciones) cuando concluyeron las obras de restauración, debidas a la encomiable labor del arquitecto Luis Berges.


El hospital de San Juan de Dios fue el primer centro sanitario con que contó Jaén. Era el resultado de la fusión del hospital de San Lázaro del siglo XV con el de la Misericordia del siglo XVI. Su iglesia ardió totalmente en 1916 y la recontrucción fue obra del arquitecto Manuel Mendoza en 1919. En 1980 dejó de ser hospital, siendo reconvertido en Instituto de Estudios Jiennenses.



La Iglesia parroquial de la Magdalena es la más antigua de Jaén, pues anteriormente existió la del Salvador en el castillo de Santa Catalina. Los soportales de la derecha fueron los de la casa del Cadiato en tiempos árabes. Tras la conquista por Fernando III constituyeron los del primer Ayntamiento.

Esta primera Iglesia de Jaén fue construida en siglo XIII sobre la mezquita Aljama en tiempos del califato de Abad al-Raman II. El estilo actual, Isabeino, se debe a las reconstrucciones realizadas por el obispo Suárez de la Fuente del Sauce en el siglo XVI. La portada es una excelente muestra de dicho estilo con pilastras remetadas en flameros, encontrándose en su centro la Magdalena, de influencia flamenca. La torre es de origen árabe, rematada en un cuerpo octogonal obra de Vandelvira, 1555.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

El que suscribe este blog inaugura el día 18 de diciembre de 2009, en la Sala de Exposiciones Fonda Medina de Güimar, en Tenerife, la exposición “De tal palo…”. Manifiesta que después de tantas ocasiones en que ha podido exponer su quehacer pictórico, ésta es especialísima porque la hace junto a un pintor que no es otro que su propio hijo Víctor José, el primogénito de los tres (Víctor José, Fernando y Ana María) y con la colaboración de su mujer Concha María, que les envanece.

viernes, 11 de diciembre de 2009

"De tal palo..."




"ANOCHEZA"



























En cuanto a su gastronomía he de deciros que su carta no es muy extensa, pero lo que oferta –revueltos, tortillas, embutidos, empanadillas…- con productos de primera calidad, está confeccionado de forma muy correcta. En cuanto a los vinos, posee una excelente variedad de vinos jóvenes y crianza, tanto canarios como de la Rioja y de la ribera del Duero, así como algún que otro de la cuenca gallega, a unos precios asequibles. ¡Ah! Y el pan siempre es recién hecho, nunca está recalentado, lo cual no deja de ser un detalle.


jueves, 3 de diciembre de 2009

Anatomía artística

video


Víctor Ezquerro ha creado con fines pedagógicos un atlas de anatomía que titula "El cuerpo desde su estética nultifacial y el sigificado vida". Consta de más de mil imágenes, presentadas en Power Point, que visualizan cada uno de los componentes que conforman la osteología y la miología del cuerpo humano. Lo complementa un apartado titulado "Compendio anatomo-fisiológico" donde se representa la morfología del cuerpo en distintas actitudes, edades y movimientos; así como diversas imágenes de alteraciones o deformaciones anatómicas, tanto genéticas como adquiridas.



"La práctica de la perspectiva"
Víctor Ezquerro asiste en Granada, en diciembre de 2008, al Simposio Internacional "La páctica de la perspectiva" organizado por la Facultad de Bellas Artes de la citada ciudad, en calidad de miembro del grupo de investigación "Imagen y conocimiento" de la Facultad de Bellas Artes de La Laguna. Interviene con el poster titulado: "El dibujo: su estética polifacética y su tectónica", expresando en él las distintas modalidades de que se sirve la expresión gráfica para crear la ilusión óptica de la tridimensión.